Friends of the High Line

He aquí Friends of the High Line, uno de los proyectos con mayor repercusión urbana en Manhattan, explicado a través de uno de sus ideólogos. Un claro ejemplo de como la acción social sobre la ciudad colaborando con la buena arquitectura, produce nuevos espacios, inteligentes y con menor coste que las propuestas extremas y arrasadoras. Nueva York planeaba derribar una via férrea elevada y abandonada en la ciudad de Manhattan, cuando Robert Hammond y unos amigos se preguntaron: ¿por qué no convertirla en un parque?. Robert cuenta en un TED Talk lo que sucedió en esta interesante historia de activismo cultural local ejemplar.

Hammond es co-fundador y director ejecutivo de Friends of the High Line, una organización sin ánimo de lucro que ayuda a recuperar del olvido y darle una nueva vida a una de las vías de tren más antiguas de Nueva York y que ahora trabaja mano a mano con el Departamento de Parques y Recreación de Nueva York para garantizar el mantenimiento de este fantástico espacio público. Este es el resultado de cómo convertir lo que ya existe y que ya ha cumplido su función vital en algo creativamente útil, sano y ecofriendly. Estamos necesitados de este tipo de iniciativas, a ver si cunde el ejemplo. Friends of the High Line. Manhattan. New York. Sostenibilidad Friends of the High Line. Manhattan. New York. Sostenibilidad Friends of the High Line. Manhattan. New York. Sostenibilidad Friends of the High Line. Manhattan. New York. Sostenibilidad

Friends of the High Line. Manhattan. New York. Sostenibilidad

Friends of the High Line. Manhattan. New York. Sostenibilidad http://ted.com/talks/view/id/1182 Complementando el TED anterior, comparto el siguiente enlace donde podréis ver un nuevo video de Joshua David y Robert Hammond, co-fundadores de ‘Friends of the High Line’, donde explican el proyecto de forma más detallada en el Zeitgeist Americas 2011 (en inglés). Cuando una acción de ‘reciclaje urbano’ sirve de inspiración a otros

Esta idea de darle una nueva utilidad a lo que está en desuso planteada por Robert, ha hecho revalorizar los alrededores de la línea de tren y ha servido de inspiración a otros para rediseñar el entorno. Este hecho se ha notado en la arquitectura que ‘custodia’ la vía, ya que a cada lado de ella se están empezando a vislumbrar brotes ‘verdes’ (cómo lo llamarían algunos) arquitectónicamente interesantes. El edificio HL23 diseñado por la firma de arquitectos de Los Angeles Neil Denari es uno de estos brotes.

El HL23 se encuentra junto al High Line, en el oeste de Nueva York, en Chelsea, y tiene un total de 14 pisos. Con el fin de obtener una amplia superficie en cada planta, el diseño emplea una forma inversa, es decir, su anchura crece a medida que el edificio sube, lo que implica la creación de un perfil dinámico muy interesante. Denari ha sido un líder en el uso de su generación de tecnología avanzada para proponer una arquitectura que se desplaza, se dobla, se pliega y despliega, siempre desafiando la geometría convencional. El HL23 aspira a obtener la certificación LEED Gold.

Por si os interesa aquí podréis ver imágenes del proyecto y a continuación un vídeo en el que el mismo Neil Denari habla sobre el edificio:

Anuncios

Autor: Carlos Matallana

Digital marketer, amateur photographer, experienced footballer and an insistent runner.

2 comentarios en “Friends of the High Line”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s