Convencionalismos

“El progreso depende de seres que son innovadores, que rechazan los convencionalismos y modelan sus propios mundos.” Wayne W. Dyer

Cuando uno se hizo padre, hace pocos años por cierto, nunca creí que llegaría a pensar que el simple hecho de que el azul fuera el color de los niños y el rosa el de las niñas me fuera a molestar tanto. Esto siempre lo he vivido y lo recuerdo de toda la vida, pero cuando te encuentras dentro de ese mundo menudo y tu pensamiento no cuadra con relacionar el sexo de los niños con colores, acabas por renunciar a lo establecido durante años por la sociedad y promoviendo esta actitud entre otros padres afines.

Si por casualidad decides ampliar la manada, que sepas que no tienes porque entrar en una dimensión de colores rosa y azul, en una fantasía donde siempre llueve purpurina, se convive con unicornios de pelo de arcoiris, todo huele a Nenuco e incluso el aire sabe a fresa caramelizada. No es necesario dejarse llevar por esta corriente de cursilería y darte cuenta de que puedes hacer otras cosas con tus hijos sin sentirte Papi Pig o Mamá la Exploradora. Hay otra forma de educar y entretener a nuestros hijos sin tener que pasar por Clan o Disney Channel. Saber que no existe un único camino por el que ir y que hay vida familiar fuera de los convencionalismos, fuera de la ruta habitual. Hay que adaptarse a la realidad y cambiar de miras, darnos cuenta que los niños ya no se conforman con ñoñerías, que a ellos también les gusta el Rock ‘n’ Roll.

Leer más “Convencionalismos”

Futbolismos

FCB-OSA #igersFCB

A post shared by FC Barcelona (@fcbarcelona) on

“En este mundo derechamente adverso, los zurdos llegamos a ser más diestros que los derechos.” Rainer Litschi

Supongo que algunos de los que leáis esto no conozcáis a los que menciono a continuación, y puede que algunas expresiones no se entiendan porque estén sacadas de la jerga que se maneja en el mundo del fútbol, pero este es uno de los ecosistemas al cual también pertenezco desde que el balón que me regalaron un día era más grande que yo.

Como futbolero practicante, observador incansable de este deporte en directo o televisado, y orgulloso culé, descubrí desde temprana edad lo que era el fundamentalismo balompédico, la ceguera esporádica del colegiado, la violencia silábica del fanático, la obvia, perenne e insufrible verborrea de la mayoría de comentaristas televisivos, que tu entrenador se dirija a ti en modo Ser Superior, y la mala leche que puede tener un líbero maltratado por la pubertad y que te saca una cabeza y media sin contar la altura de los tacos.

Leer más “Futbolismos”

El rigor mortis del aparejador

“Si uno no cambia, no evoluciona y termina por dejar de pensar.” Rem Koolhaas

Puede que suene exagerado pero, al igual que el sector de la construcción, la profesión de aparejador padece rigor mortis. Con la industria prácticamente paralizada, a día de hoy no hay posibilidad de que esta antes atractiva y multidisciplinar carrera, se rehaga de nuevo. Lejos de mejorar empeora. Cada semana que pasa, más colegas veo aparecer en las listas de EREs de empresas de construcción, y muchos de ellos grandes profesionales que lo han dado todo en la empresa y ésta no dando nada por ellos.

Hoy en día, los porcentajes de paro entre los técnicos de la construcción empiezan a equipararse a las denominadas carreras sin salida, que ya son muchas desgraciadamente. Todo el que salga del Grado de Edificación, que es en lo que han convertido la Arquitectura Técnica, está destinado a engrosar la mayor lista de parados de la historia de España y de Europa al mismo tiempo. Ser aparejador, arquitecto técnico o ingeniero en edificación es, a día de hoy, inservible para el sistema. Además, las pocas empresas que requieren un técnico le pagan a precio de recién titulado. El sector ya no puede soportar a tanto graduado. Leer más “El rigor mortis del aparejador”

En busca de la idea escondida

Tener una idea para comenzar a emprender parece algo complicado. Uno revisa escritos de emprendedores destacados con experiencia fracasional y, después de un puñado de lecturas, llegas a la conclusión que las buenas ideas son relativamente difíciles de encontrar, que antes de que alguna se apodere de tu pensamiento la misma idea se instaló ya en el de otra persona, y que da igual lo que te haya costado encontrar esa “gran idea” que puede que tenga todos los números de ser desperdiciada y dignamente enterrada en el cementerio de ideas de emprendedores por culpa de llevar una vida demasiado alocada y suicida.

Piensas después que las ideas están hechas de aire, que cuestan trabajo ecnontrarlas y encima no se sabe de dónde vienen. Son volátiles, efímeras, escurridizas, incluso algunas tienen miedo a la oscuridad. Además, se pueden matar con una burla, un chiste, un bostezo y hasta con una simple levantada de ceja. Se asustan con facilidad y si no estamos pendientes de agarrarlas bien, desaparecen y no las vuelves a ver jamás. Leer más “En busca de la idea escondida”

Lo bueno si es sencillo dos veces bueno

“La simplicidad es la máxima sofisticanción.” Leonardo da Vinci


Tiene poco más de 80 años y no ha perdido ni un ápice de actualidad. La Silla Barcelona, es un claro ejemplo de que lo simple es más interesante, que reducir cualquier cosa a lo esencial y despojarlo de elementos sobrantes es sencillamente lo mejor.

Me declaro amante de lo básico, lo necesario e imprescindible. Abogo por lo simplificado de las cosas y por la ausencia de ornamentos. Pienso que el diseño simple funciona mejor, se entiende más, es más atractivo y elegante y perdura más en el tiempo. La Silla Barcelona refleja todo eso y demuestra que con poco se puede decir mucho, deja claro que menos es más.

Mies van der Rohe, diseñador de dicha silla y arquitecto referente del minimalismo durante el siglo XX, lo hacía muy bien. Sabía que dejar a un lado lo complicado era lo mejor y eliminó en aquel entonces toda aquella arquitectura de interior sobrecargada para limpiar todo, refrescarlo, abrirlo, airearlo, dejarnos ver la luz, dejarnos ver el polvo y deshacernos de lo inútil.

Leer más “Lo bueno si es sencillo dos veces bueno”

El país de los escuálidos

España, el país donde estoy parasitado, está cada vez más en los huesos, y es que el estrés que le provocan sus políticos, los bancos, el déficit, el paro y la prima de riesgo está haciendo estragos en su salud. A decir verdad, todos los que lo habitamos estamos, de la misma manera y por los mismos motivos, más raquíticos y chupados que hace unos años y más desorientados que toda nuestra clase política junta. Hasta el mismísimo toro de Osborne está perdiendo su virilidad y su caché como semental.

La verdad es que la de ahora, afortunadamente, es la situación más difícil que yo he percibido en los 34 años de mi existencia. La sensación de incertidumbre es superlativa y en todos los sentidos. Diría que uno de los aspectos que ha generado tanta controversia y malestar entre la sociedad desde que comenzó la crisis, es que existen dos tipos de problemas, uno es el problema real, lo que verdaderamente está pasando, y otro el problema que percibimos, y éste último es el que más nerviosismo y desconfianza genera. El clima de pesimismo que existe actualmente está minando el optimismo que hemos tenido siempre.

Yo no alcanzaba estos niveles de preocupación actual desde que el Coyote acabó atrapando supuestamente al Correcaminos. Ni los niveles por los que camina la prima de riesgo se acercan a mis sensaciones de ahora. Hasta he dejado de comer, bueno, al menos hasta la hora de la cena.

Nunca comas solo

Dicen en un libro leído recientemente que Bill Clinton es uno de los mejores en hacer contactos y uno de los que mejor saben moverse por esos mundos del networking. Lo mostraban como ejemplo de lo que se tiene que hacer para relacionarse, como la referencia a seguir para conseguir tus objetivos a través de la conexión con otras personas y de cómo sacar provecho de ello en tu vida profesional y personal. Parece que el ex-presidente de EEUU convierte cada encajada de manos en una experiencia religiosa capaz de crear un vínculo contigo instantáneo y para siempre.

NUNCA COMAS SOLO 3ªED.: Claves del NETWORKING para optimizar tus relaciones personales, de Keith Ferrazzi y Tahl Raz, es el libro que tiene a Bill Clinton como abanderado por convertir en arte el networking, el libro que ha patrocinado mi última lectura y el libro que se ha ganado un post por su interesante contenido sobre el poder que tienen las relaciones.

Leer más “Nunca comas solo”